Un capricho en la ciudad

Una casa de finales de los 50 para un joven matrimonio nacido algunas décadas después. Techos altos y dibujados y suelos de madera bien labrados condicionan espacios que sin duda hay que respetar. Un capricho de proyecto, de obra y de resultado final.

Como puntos de inicio abrir los espacios generando amplitud, conectar las fachadas permitiendo el paso de la luz y ensanchar la mirada. Integrar la esencia antigua de la casa potenciándola a través de elementos modernos y discretos. Y ordenarla espacialmente de forma sencilla, atractiva y funcional.

Dividimos la vivienda en tres grandes espacios: una zona pública abierta al acceso principal; una zona privada, más alejada y que goza de una total intimidad; y una zona de servicio con igual atractivo.

Una casa bonita, cómoda, ordenada, abierta y luminosa; con una personalidad propia marcada por los elementos que cosen armónicamente el pasado con el presente. La decoración cuidadosamente elegida respeta y potencia el lenguaje de los espacios concebidos. “Nada cuadra si no cuadra todo”. Louis Kahn

Vivienda

Cliente I Privado

Situación I Juan Bravo, Madrid

Tamaño I 315,00 m2

Año I 2011